lunes

nuestra tendencia

La arena del reloj susurra al rugido del león;
repiten en los parques los relojes insistentes
que el Tiempo ante el error es muy paciente
y que ellos mismos fallan con su eterna precisión.

Pero por grave y hondo que resuene el carillón,
por rápidas que caigan sus aguas torrentosas,
el Tiempo jamás ha postergado el salto del león
ni nunca hizo flaquear la convicción más firme de una rosa.

Por lo visto, león y rosa piensan sólo en resultados
mienstras nosotros elegimos las palabras por sonido
y dividimos los problemas en sencillo y complicado;

el Tiempo entre nosotros siempre ha sido popular.
¿Quién no prefirió dar un rodeo en su camino,
en vez de ir en línea recta al sitio donde está?

W. H. Auden, traducido por Mirta Rosenberg.

No hay comentarios.: