lunes

albatre

Esta dama con blanco albornoz, que ella llama peignoir,
es, por ahora, la amante de mi amigo,
y las blancas y delicadas patas de su perrillo blanco
no son más delicadas que ella misma,
ni el propio Gautier hubiera despreciado su contrastada albura
cuando se sienta en la gran silla
entre dos velas indolentes.

Ezra Pound, en Personae, 1909, traducción de Velasco y Ferrán.

2 comentarios:

linda kuntz dijo...

maldita sea!! todo este inmenso sur apesta a paz!!!

eh, papiols, hijo de perra, hagamos música!!!!

El flaco de la bicicleta blanca dijo...

Buenísimo! Hay fragmentos del Cantos del sol, que me encantan.
Gracias por pasar acá,

Julio.