miércoles

epitafio

Ni la rosa perfecta ni el laurel público:
nardo y albahaca, anís, lavanda, nuez moscada,
y que el aire del alba esparciendo su aroma 
avise al peregrino: Este vivió.


Horacio Castillo.

No hay comentarios.: